Home > Tips > Amistades tóxicas: cómo saber si mi mejor amiga es tóxica

Amistades tóxicas: cómo saber si mi mejor amiga es tóxica

Actualizado: 2023-03-15

Hay muchas amistades tóxicas ahí afuera. Si te has preguntado, ¿Cómo saber si mi mejor amiga es tóxica? Esto te será de mucha ayuda. 

Todas hemos tenido esa amiga con la que no llevamos la fiesta en paz. Pero, ¿qué pasa cuando esa persona resulta ser tu mejor amiga? Siempre te pone de nervios, pide más de lo que te da, y te quiere hacer sentir culpable por cosas que ni siquiera se podrían considerar como un problema. Ahí es cuando te mueves de una amistad linda y común a los terrenos de una relación tóxica. ¿Cómo saber si tienes una mejor amiga que es tóxica?

Incluso cuando no siempre sea el alma de la fiesta, una amistad no tóxica, generalmente hace que las personas se sientan bien consigo mismas. Las relaciones y amistades sanas te ofrecen un espacio en el que te puedes sentir segura, apoyada y valorada como individuo; como resultado, una puede atravesar los retos de la vida, desarrollas una autoestima sana, y cultivar un sentido de pertenencia y confianza en el mundo. 

Pero eso no siempre es lo que pasa, especialmente cuando salir con ella se empieza a sentir como una pesada obligación que algo emocionante. En ese punto, vale la pena considerar si quieres cortar lazos con tu amiga tóxica. También podrías pretender que no pasa nada, especialmente si tienes una larga e intensa historia con tu amiga. 

La negación entra en juego cuando tu mente te quiere resguardar de la decepción de terminar una amistad. Comúnmente, esta persona ha estado en tu vida por años, que es mucho más de lo que muchas relaciones duran. Pero sólo porque ha estado ahí por mucho tiempo, no significa que sea buena para ti.

Índice

1. Una vía

2. Quiere un rol específico para ti

3. Te hace sentir incómoda

4. Reparte crítica, se rompe al recibirla

5. Te hace sentir pequeña

6. Nunca es responsable de nada, tu sí

7. Es celosa

8. Te hace sentir agotada

9. No compartes tus verdaderos pensamientos

Una vía

Apoyar a tu bestie es una cosa, ser su eterna terapeuta es otra, muy diferente. Si siempre estás escuchándola y ahí para ella, pero tu amiga no te regresa ese amor, definitivamente es una calle de una sola vía, y esa es una fuerte señal de una relación tóxica. 

Cuando la reciprocidad emocional está ausente en una amistad, la relación se siente unilateral, y puedes sentir que no importas y que tus necesidades no son importantes. Las amistades sólo son felices y sanas si ambas se sienten valoradas y escuchadas, pero algunas personas ven las amistades como una red de apoyo para ellas, sin sentir como si tuvieran que dar algo de vuelta

Quiere un rol específico para ti

Tal vez empezaste a salir con un nuevo chico, o tal vez lograste conseguir un excelente trabajo. De cualquier forma, estás emocionada, pero no tu amiga. ¿Alguna vez has notado que, justo cuando estás a punto de tomar un gran riesgo o saltar a una nueva y emocionante parte de tu vida, ella es la más negativa? Esto pasa porque, inconscientemente, tiene que tenerte en un lugar en tu vida en que ella se siente segura. Si tu amiga quiere mantenerte en una caja, algo no anda bien. 

Te hace sentir incómoda

Sólo porque pasan mucho tiempo juntas no significa que sean realmente cercanas. Las amistades cercanas se tratan de ser una misma junto a ella, en vez de sólo pasar tiempo en la misma habitación. Sabes que es tóxica cuando estás con ella porque, al estar con ella, no te sientes como tu misma. Si mantienes un tipo de máscara cuando estás con ella, si sientes miedo o incomodidad, esa es tu intuición diciendo que huyas antes de que las cosas se pongan peor. 

Reparte crítica, se rompe al recibirla

Tu bff es genial para darte crítica constructiva, y a veces, critica que no sirve de nada. Pero cuando intentar regresarle el favor, se cierra, e incluso, se enoja. Una persona que siempre intenta decirte que estás mal cuando pides consejos, y que no tiene la empatía necesaria para comunicar eso, puede ser una persona tóxica. 

Si notas que eres la porrista constante para tu bestie, sin poder expresar lo que realmente piensas de ella, no es una amistad que quieras mantener. Las relaciones cercanas significan dar amor rudo, o “tough love”, y aceptar cuando te toca a ti recibirlo.

Te hace sentir pequeña

Toda esa crítica sin empatía te pondrá en un loop en el que piensas que eres menos. La amistad se trata de mejorar tu vida. Una amistad tóxica es la que te hace sentir mal contigo misma. La persona se alza al sobajarte, y siempre apuntando a las cosas que te hacen sentir mal de ti misma. Claro, se permite que una amistad diga cuando se preocupa por ti, pero pueden hacer con compasión y entendimiento. 

Nunca es responsable de nada, tu sí

“No fui yo, fuiste tú.” Esta es una de sus frases favoritas. Tal vez tu elegiste un restaurante con mal servicio en una ocasión, pero ella no parece aceptar sus errores cuando es hora de enfrentar la realidad. Una señal de una amistad tóxica es cuando siempre estás resolviendo los errores de tu amiga. Si tu amiga hace algo mal, debería tomar la responsabilidad de sus acciones. 

Es celosa

Cuando una amiga es celosa, abiertamente o en secreto, encontrarás que no está realmente feliz con tus éxitos, y que le da un poco de placer cuando te está reconfortando por tus errores o desaciertos. Esto tiene que ver con su autoestima y sus propios sentimientos respecto a su lugar en el mundo. Si sientes que tu amiga tiene celos de tu vida, de tus otras amigas, o de tu relación, tienes que aceptarlo: es una gran señal de una amistad tóxica.

Te hace sentir agotada

La toxicidad te drena de energía. Un buen indicador de la toxicidad de tu amistad es la forma en que te hace sentir. Se supone que puedes ser una mejor versión de ti en tus amistades, y apoyarse a alcanzar sus metas. Si eso no está pasando, podría ser porque te estás rodeando de personas tóxicas. 

Con el tiempo, rodearte de personas tóxicas no sólo erosiona tu autoestima y sentido de ti misma; crea malos patrones de adaptación y ciclos tóxicos. Si te sientes agotada, desgastada o harta, hay una buena probabilidad que sea una amiga tóxica.

No compartes tus verdaderos pensamientos

Ese incómodo momento en que tu supuesta mejor amiga se entera de tu asenso en el trabajo por medio de Facebook, y sabes que estás en problemas. Pero si eres honesta contigo misma, sabes que hay razones por las que dejaste de decirle lo que estabas pensando y cómo te iba en la vida. Cuando tu amiga ha desarrollado un hábito de minimizarte y tirarte cuando estás feliz, y hacerte dudar cada movimiento, claro que no quieres decirle lo que está pasando contigo. Ese tipo de atadura te hace cuestionar si la amistad realmente vale la pena.