Home > Pareja > Cena romántica para dos

Cena romántica para dos

Actualizado: 2024-05-05

¿Quieres sorprender a tu pareja con una cena romántica para dos? Estas recetas harán de tu cena romántica algo que recordarás.

Cada año, cuando se acercan fechas como el día se San Valentín, o algún aniversario, me gusta pensar en idas románticas para cenar, y recetas para una cena romántica en casa, siempre pensando en que todo tiene más peso y romanticismo si se cocina en casa.

Ya sea que necesitas una receta para cenar con tu pareja, que no se sienta como una noche común, o estés pensando en una forma de darle un toque romántico a tu cena, y que se sienta especial en la mesa, esto seguro te va a interesar.

Índice

1. Chuletas en salsa agridulce

2. Fondue con cerveza y bourbon

3. Rib-eye con puré

Chuletas en salsa agridulce

Un toque de dulzura, un toque de picor. Suena a una buena noche, ¿no? Una pizca de azúcar ayuda a que estas deliciosas chuletas de cerdo se caramelicen y desarrollen una maravillosa costra color caramelo. Es una de mis recetas favoritas para dos personas: sólo agrega unas rebanadas de un buen pan, para poder aprovechar cada parte de la salsa, y una ensalada crujiente y fresca.

-2 chuletas de cerdo, con hueso. Busca las que tengan el mayor marmoleado. 

-Sal y pimienta.

-1 cucharada de azúcar, y ½ cucharada de azúcar. Mantén las porciones divididas. 

-2 cucharaditas de aceite de oliva, divididas. 

-1 echalote, picado.

-4 dientes de ajo, en rebanadas delgadas. 

-1/4 de taza de vinagre de vino tinto.

-3 ramas de romero.

-1 cucharadita de alcaparras drenadas.

-2 cucharaditas de mantequilla sin sal, en pedazos pequeños. 

Sazona las chuletas con sal, y espolvorea equitativamente con ½ cucharada de azúcar. Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Cocina las chuletas, sin moverlas, hasta que estén doradas de la parte de abajo, por cerca de 3 minutos. Voltea las chuletas y cocina el segundo lado por 1 minuto. Transfiere las chuletas a un plato (aún no se terminan de cocinar); reduce el fuego a medio.

Vierte el resto del aceite al mismo sartén, y agrega el echalote y el ajo. Cocina, removiendo continuamente, hasta que se suavice, y empiece a dorarse, por 3 minutos. Agrega el vinagre y el resto del azúcar a la sartén. Cocina, removiendo ocasionalmente, hasta que el vinagre esté por evaporarse por completo, cerca de 2 minutos.

Agrega el romero, alcaparras, y ½ taza de agua a la sartén; sazona con sal y pimienta. Reduce el fuego lo suficiente como para tener un hervor lento, Agrega la mantequilla y remueve continuamente, y vigorosamente, hasta que la salsa se vuelva suave, brillante y emulsificada. Regresa las chuletas a la sartén, dejando el lado más obscuro hacia arriba.

Cocina gentilmente en la salva, removiendo ocasionalmente, hasta que las chuletas estén cocinadas por completo, por alrededor de 3 minutos. Sirve las chuletas y vierte la salsa encima de ellas.

Cena romántica para dos - Chuletas en salsa agridulce

Fondue con cerveza y bourbon

Ah, el queso Babybel, el arma secreta para un fondue: evita que la mezcla derretida se separe, y su sabor suave permite que el queso Gruyere pueda brillar.

-2 dientes de ajo, por la mitad.

-1/2 taza de cerveza.

-2 tazas de vino blanco seco, divididas.

-3 cucharadas de fécula de maíz.

-400gr de Gruyere, rayado. 

-400 gr de queso Babybel, rayado.

-2 cucharadas de bourbon, o brandy.

-1/4 de cucharadita de polvo para hornear.

-1 cucharada de jugo de limón, fresco.

-Sal y pimienta.

-4 tazas de pan en piezas de 4cm, preferiblemente con un día de antigüedad. 

-Variedad de jamón y salami, y crudités.

Frota el interior de una olla con los ajos por la mitad. Raya ese ajo finamente, e introdúcelo en la olla. Agrega la cerveza, y 1 ½ taza de vino, y llévalo al hervor a fuego medio. En un bowl o recipiente, mezcla la fécula de maíz con la media taza restante de vino, hasta que no haya grumos, y entonces, agrégalo a la olla.

Lleva la olla al hervor, removiendo constantemente, y entonces, reduce la temperatura hasta que llegue a un hervor muy suave. Gradualmente, agrega el queso Gruyere y Babybel, removiendo hasta que esté suave. Te recomiendo agregar el queso lentamente, y sólo agregar más hasta que la primera parte esté derretida.

Combina el bourbon con el polvo para hornear en un tazón pequeño, y después agrégalo a la olla con fondue, seguido del jugo de limón. Sazona con sal y pimienta. Transfiere toda la mezcla a una olla para fondue, y sirve con pan, jamón, salami, y todo lo que hayas elegido para sumergir en el queso.

Cena romántica para dos - Fondue con cerveza y bourbon

Rib-eye con puré

¿Buscas una cena romántica para dos? Primero, una corte grande para compartir. Después, mientras el corte descansa, usa esa deliciosa grasa de res que quedó en el sartén para preparar un delicioso puré de papa. Perfección dorada para tu paladar.

-1 pieza grande de Rib-eye, con hueso. 

-1 ½ cucharadas de sal.

-1/2 cucharada de pimienta negra, recién molida. 

-500gr de papa cambray.

-1/2 echalote, picado finamente.

-4 cucharadas de vinagre de jerez.

-1/2 taza de aceite de oliva.

-1/4 de taza de perejil, finamente picado.

-1/4 de taza de albahaca, finamente picada.

-1 cucharada de rayadura de naranja.

-1/2 cucharada de paprika.

Sazona tu carne con cal y pimienta. Déjala a temperatura ambiente durante 1 hora. Mientras tanto, llena una olla con agua y sazona con sal. Pon una canasta para cocinar al vapor en la olla. Cubre la olla y llévala al hervor. Agrega las papas, cubre, y cocina al vapor por 20 o 25 minutos. Retira la canasta con papas del calor y deja que se enfríen a temperatura ambiente. Aplasta cada papa con una espátula. La piel se romperá, y empezará a hacerse puré, y eso está bien.

Mientras las papas se cocinan, cubre los echalotes con vinagre en un recipiente pequeño. Déjalos en el vinagre por al menos 10 minutos, o hasta 30 minutos como máximo. Vierte el aceite en la mezcla, agrega el perejil y albahaca, rayadura de naranja, y ¼ de cucharada de sal. Separa esta salsa hasta que sea hora de comer.

Cena romántica para dos - Rib-eye con puré