Home > Pareja > Dependencia emocional en pareja

Dependencia emocional en pareja

Actualizado: 2023-08-29

La dependencia emocional en pareja no es tema sencillo, y es algo que, de estar en tu relación, debe ser tomado en serio. Este artículo tiene las respuestas.

Desde el momento en que nacemos, somos dependientes; en el vientre de la madre, cuando necesitamos comer, cuando empezamos a aprender a caminar y nos caemos, en nuestras primeras experiencias en el mundo en que vivimos, etc. En resumen, necesitamos apoyo constante en algún grado. Necesitamos a otras personas, pues somos seres sociales y emocionales. Nos referimos a la dependencia emocional cuando hay un alto nivel de dependencia o sumisión hacia otra persona, en este caso la pareja, para poder sentirse mejor respecto a uno mismo. 

En otras palabras, la responsabilidad por el estado emocional propio se transfiere a otro individuo. La dependencia emocional es un estado psicológico que causa incomodidad y angustia en las personas. Si hablamos de relaciones de pareja, ¿qué pasa si una persona depende emocionalmente de la otra? ¿Cómo se puede identificar la dependencia emocional?

Como mencioné antes, tener un cierto nivel de dependencia emocional en una pareja es algo normal. El problema empieza cuando esta dependencia emocional es excesiva y, por lo tanto, deja de ser sana, no sólo por la persona dependiente, sino por su pareja también.

Índice

1. Miedo

2. Baja autoestima

3. El impacto en la felicidad

4. Superando la dependencia emocional en la pareja

5. Ayuda profesional

6. Asertividad

7. Inteligencia emocional

8. La autocompasión y el autocuidado

9. Buscando la comodidad de estar sola

Miedo

Las personas que son excesivamente dependientes suelen cargar muchas inseguridades. Cuando no se sienten lo suficientemente seguras en la relación, preguntas asociadas con el miedo al rechazo, abandono o reemplazo, empiezan a surgir. Se genera un fuerte apego y la persona termina necesitando el apoyo de una pareja para poder vivir bien. Esto se vuelve una especie de “escudo protector”.

Esta es una creencia adquirida, aunque errónea, de que la pareja provee de un significado a la vida, y reemplaza a la persona como el centro de todo. Usualmente, la persona dependiente tiene tanto miedo de no tener una pareja, que puede tener comportamientos que generan mucho daño, como la manipulación para evitar el abandono, celos excesivos, victimización, e incluso la sumisión. 

Baja autoestima

Las personas con baja autoestima suelen ser víctimas de la dependencia emocional. Esto es porque la persona suele pensar que tienen un bajo valor, y encuentran que es muy difícil vivir sin la otra persona. Estas creencias erróneas llevan al miedo y la ansiedad, y como con todos los miedos injustificados, la mejor forma de superarlos es enfrentarlos. 

Es importante aprender a detectar la dependencia emocional. Idealmente, puedes acudir a un profesional de la salud mental para que te ayude a superar esta situación que te está afectando. La confianza es algo que no se construye del día a la mañana, pero intentar superarla y trabajar en ella te permitirá eliminar tu sufrimiento, y ayudarte a establecer una relación sana y auténtica con una pareja.

Dependencia emocional en pareja - Baja autoestima

El impacto en la felicidad

La dependencia emocional es un camino seguro hacia la infelicidad. Pone en juego tu bienestar y el de las personas cercanas a ti, de muchas formas. Los altos niveles de estrés y ansiedad, mal autocuidado, y la vulnerabilidad al abuso son sólo algunos de los compañeros de la dependencia emocional. La dependencia emocional debilita nuestra contención, porque nos pone a merced de las cosas que están fuera de nuestro control.

Y, con la palabra “control”, llegamos al tema de empezar a lidiar con nuestra propia dependencia. La dependencia emocional suele ser demostrada a través de complacer a otros, o intentar resolver sus problemas. Sin embargo, estos comportamientos son igual de destructivos que la manipulación agresiva. 

¿Por qué? La dependencia emocional es un intento de controlar a otros y suele no ser un intento consciente. La persona dependiente no empuja directamente, sin embargo, al ser un “rescatista” o “complaciente”, obliga a otros a comportarse de cierta manera. Forzar a otros a hacer lo que queremos es, sin lugar a duda, una receta segura para una relación tóxica.

Dependencia emocional en pareja - El impacto en la felicidad

Superando la dependencia emocional en la pareja

Desafortunadamente, no podemos decir que superar la dependencia emocional es una tarea sencilla. Como un desorden de la personalidad, o parte de uno, puede resultar ser muy resistente al cambio. Probablemente, sea un factor altamente persistente en inducir ansiedad y disfunción en varios departamentos de tu vida. 

Sin embargo, hay muchas maneras de taclear la dependencia emocional como tal, así como las consecuencias que la rodean. Aquí tienes algunas maneras en que puedes empezar a construir tu propia fortaleza e independencia emocional. 

Ayuda profesional

Podrías considerar hablar con un psicoterapeuta que te pueda ayudar en tu camino hacia la dependencia emocional. Te ayudará a entender de donde viene esta dependencia, y aprenderás a ver lo que la detona, y controlar tus reacciones a ello. Con apoyo profesional, puedes abordar las causas de tu propia inseguridad e incapacidad de lidiar con emociones y retos, por tu cuenta. 

Asertividad

Ser asertiva te puede ayudar de dos maneras. Primero, te da las herramientas prácticas para comunicarte con personas con confianza, y no caer víctima de una persona abusiva. Al ser asertiva te vuelves más segura al establecer límites, pues es lo opuesto a ser sumisa. Segundo, al contemplar los derechos asertivos de cada individuo, empiezas a cambiar tu actitud hacia ti misma, confiando en otros, y respetándote mucho más.

Dependencia emocional en pareja - Asertividad

Inteligencia emocional

Las personas dependientes parecen tener una falta de algunos componentes de la inteligencia emocional. La inteligencia emocional significa tener la capacidad de reconocer y manejar tus emociones, así como entender las emociones de otros, y conectar sanamente con ellos. Más importante aún, cuando construyes tu habilidad de resistir y controlar tus reacciones emocionales, gradualmente empezarás a dirigirte hacia una autosuficiencia emocional. 

La autocompasión y el autocuidado

Cuando una persona es dependiente emocional, desafortunadamente, se abren a varios tipos de abuso. Fácilmente, otras personas pueden aprovecharse de ellas, si es que se topan con alguien con malas intenciones. Si sientes que tu dependencia emocional te ha orillado a hacer cosas de las que no te sientes orgullosa, lo que necesitas es una buena dosis de autocompasión. 

Estar sola es un reto complicado para las personas dependientes. Sin embargo, haz el intento por desarrollar las herramientas para sentirte cómoda con tu propia soledad, de manera gradual. Además, también es importante que te comprometas a una rutina de cuidado persona, físico y psicológico. De esta manera, vas a nutrirte a ti misma, en vez de necesitar que otros lo hagan por ti. Respeta tu cuerpo y tu mente, y provéelos de mucha amabilidad. Especialmente si fuiste expuesta al abuso, el cuidado personal es de suma importancia para tu propia recuperación. 

 Buscando la comodidad de estar sola

Estar sola, soltera, o pasar tiempo por tu cuenta, es todo un reto para las personas con dependencia emocional. Pero debes saber que esta es una habilidad que puedes aprender, con la práctica, y de manera gradual. Combinado con las sugerencias que encuentras en este artículo, empezarás a notar que, de hecho, puedes lidiar con tus problemas, y con los sentimientos incómodos, incluso cuando no hay nadie a tu alrededor.