Home > Pareja > Discusiones de pareja: discusiones más comunes

Discusiones de pareja: discusiones más comunes

Actualizado: 2023-03-09

Siempre habrá discusiones de pareja, y obviamente, existen las discusiones más comunes. Si quieres saber cuales son, lee este artículo. 

Toda pareja tiene discusiones. Es casi imposible pasar mucho tiempo con una persona, y no encontrar algo en lo que no estén de acuerdo. ¿Las parejas exitosas también discuten? Aunque todas las parejas lo hacen, en cuanto a las parejas exitosas se refieren, en lugar de atacar a la otra persona, las parejas felices colorean dentro de las líneas y expresan sus propios sentimientos. Después de todo, las relaciones se conforman de dos personas con sentimientos, opiniones y valores individuales. 

Afortunadamente, hay maneras de evitar tener este tipo de discusiones. Podría no siempre funcionar, pero aprender a evitarlas te dará más herramientas para mantener una relación sana y feliz.

Índice

1. Dinero

2. Pasar demasiado tiempo separados

3. Falta de comunicación

4. Mala comunicación de emociones

5. Compartir la carga

6. Familiares y amigos

7. Dormir a la misma hora

8. Problemas sin resolver

9. Celos

Dinero

Las parejas que traen dos ingresos a la relación pueden llegar a discutir sobre el dinero. Ya sea que compartan los gastos, o cada quien pague lo suyo, el dinero es una discusión común que las parejas suelen tener. 

Decidan quién pagará cada cosa para que cuando se trate de gastos compartidos, se apeguen a ese plan. Tener un plan económico aliviará el estrés que suele desencadenar una discusión por dinero. Además, tengan la confianza y apertura de hablar del tema, especialmente cuando, por alguna razón, ese plan no podrá ser llevado a cabo.

Discusiones de pareja: discusiones más comunes - Dinero

Pasar demasiado tiempo separados

Para muchas relaciones, pasar tiempo juntos es una de las mejores alegrías. Las discusiones pueden surgir cuando uno o ambos no están obteniendo la cantidad de tiempo juntos que necesitan. Organizar un itinerario de tiempo a solas puede ayudar a las parejas que son bombardeadas con cosas como las obligaciones del trabajo o un viaje de trabajo. 

Asegurarse de que pueden pasar tiempo juntos, a pesar de las obligaciones personales y profesionales, hará que demasiado tiempo por su cuenta, nunca sea una razón por la cual tener que discutir. 

Falta de comunicación

Las personas suelen comunicarse de las peores maneras en una relación, lo que los lleva a muchos problemas y discusiones. Las parejas dejan de ser transparentes, empiezan a asumir y empiezan a esconder cosas, lo que termina por llevarlos al enojo y la desconfianza. 

Si la falta de comunicación está causando una brecha en su relación, trabajar en sus habilidades de comunicación o encontrar mejoras formas de comunicarse pueden hacer que esas discusiones sucedan con mucha menor frecuencia. 

La terapia de pareja puede ayudarte cuando se trata de las dificultades de la comunicación, pues una perspectiva externa podría ser justo lo que una pareja necesita para encontrar el equilibrio. Esto es porque, cuando la comunicación se rompe y cada persona piensa que no hay manera de repararlo, suelen creer que el divorcio es la única opción. 

Mala comunicación de emociones

Claramente, comunicar ideas es importante para el éxito de una relación, y comunicar emociones con claridad es igual de importante. Cuando las parejas se vuelven física y emocionalmente distantes, pueden empezar a cuestionar su amor por el otro y preguntarse cual es el punto de la relación. 

Si uno o ambos tienen problemas de manejo emocional, o el manejo de las emociones del otro, puede causar una brecha en la que ambos sienten que no obtienen el apoyo emocional que requieren. De nuevo, y no me cansaré de decirlo, la terapia individual y de pareja es de mucha ayuda para este tipo de problemas.

Compartir la carga

Decidir quien hace qué en cuanto a la casa se refiere puede ser una gran causa de discusiones. Si una persona trabaja más que la otra, podría sentir que no debería tener tantas tareas en casa. Los desacuerdos sobre cómo dividir las tareas del hogar pueden ser evitados fácilmente cuando ambos se sientan a decidir quien realizará cada tarea, y qué división justa de las labores del hogar serían mejor. En lugar de discutir sobre quien sacó la basura la última vez, decidan quien lo hará cada vez.

Discusiones de pareja: discusiones más comunes - Compartir la carga

Familiares y amigos

Una discusión que suele tener un lugar común en las parejas es cuando se acercan las fechas vacacionales como la navidad, y es hora de decidir qué se hará en navidad y año nuevo. Ser el anfitrión de los miembros de la familia puede ser pesado para las parejas, por la cantidad de energía requerida. 

Para poder sobrevivir las visitas familiares, decidan con antelación la cantidad de tiempo que se quedarán los familiares, para que todos puedan disfrutar la visita, y no sentirse invadidos en su propio hogar. 

Dormir a la misma hora

Muchas personas tienen diferentes horarios de trabajo, o sólo es cuestión de preferencia personal. Una discusión que las parejas suelen tener es ir a dormir al mismo tiempo, o al menos, juntos. Ir sola a la cama cuando existe la posibilidad de hacerlo con la pareja, puede dejar a una persona sintiéndose ignorada. 

La mejor manera de lidiar con esto es intentar tener un itinerario que mejor se acomode a ambos, o llegar al acuerdo de acostarse al mismo tiempo, tener un momento para ambos, hasta que uno se quede dormido. 

Problemas sin resolver

Este tipo de problemas pueden hacer de cualquier relación algo mucho más difícil. Sea el tipo de problema que sea, las discusiones que resultan de estos problemas rara vez son sobre la raíz del problema, lo que los vuelve más difíciles de resolver. Mantenerte abierta y honesta con tu pareja sobre las cosas que te molestan o hacen enojar hará que te asegures de que ningún problema quede abierto.

Discusiones de pareja: discusiones más comunes - Problemas sin resolver

Celos

Los celos, en general, nacen de una crisis de confianza dentro de la relación. Esta confianza rota puede ser por, valga la redundancia, una desconfianza hacia otros, o hacia una misma. Nadie quiere admitir cuando sienten celos, pero los celos son un sentimiento que tiene la fuerza de ocasionar discusiones fuertes entre las parejas. 

Claro, combatir los celos no es tan fácil como lo hacen sonar. Mantener una comunicación abierta y receptiva con tu pareja puede aminorar las discusiones que lleguen a surgir cuando los celos hacen su desagradable presentación. Sin embargo, la terapia personal y de pareja también pueden tener un fuerte impacto, y hacer la diferencia cuando se trata de las inseguridades que una persona de la relación enfrenta, y que pueden ser la causa de los celos. 

Sin importar de donde vengan, el tipo de pareja que son, las edades de cada uno, o cuanto tiempo lleven juntos, hay algunas cosas por las que toda pareja terminará discutiendo, en algún momento. Aunque definitivamente no es algo divertido, es algo inevitable. Aprender cuales son las discusiones fuertes que pueden enfrentar, y cómo evitarlas, ayudará a que cualquier pareja se sienta sana y feliz por la cantidad de tiempo que decidan pasar juntos.

Discusiones de pareja: discusiones más comunes - Celos