Home > Pareja > El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta


El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta

Pon los pies en la tierra, y recuerda donde estás, lo que importa. Recuerda que el que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta.

Dime si esto te parece familiar: Entras a una habitación y no sabes ni a que ibas. Siempre llegas tarde. Pierdes las llaves, el celular, etc. Pierdes el hilo a media conversación. No sabes lo que quieres del futuro, porque tus pensamientos no están lo suficientemente organizados, como para empezar a hacer planes. ¿Te identificas?  Lo más probable es que estés pasando por un momento de ausentismo mental.

Índice

1. ¿Qué causa mi ausencia?

2. ¿Tiene solución?

3. Todo en el mismo lugar

4. Listas

5. Delega responsabilidades

6. Recordatorios

7. Una cosa a la vez

8. Limpieza regular

9. Un paso adelante en los problemas, y las consecuencias

10. Deja de hablar, empieza a actuar

¿Qué causa mi ausencia?

Hay 3 causas principales, que te llevan a sentirte así. Tener un nivel bajo de atención, en general, la intensa atención a un solo objeto o persona, hasta el punto en el que ignoras lo que pasa a tu alrededor. Y, por último, distracción, debido a pensamientos irrelevantes, o a cosas que suceden en el ambiente en el que estás.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - ¿Qué causa mi ausencia?

¿Tiene solución?

Si lo lees, puede parecer simple. Lo único que tienes que hacer es cambiar tu vida diaria. Antes de que pegues el grito en el cielo, no hablo de nada drástico, sin embargo, funcionan para mitigar las causas de tu ausencia mental. Intenta simplificar tu vida, estás sintiéndote abrumada, o estresada, y esto facilita que te pierdas, en tu propia mente.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - ¿Tiene solución?

Todo en el mismo lugar

Suena simple, pero, para algunas personas, es más difícil de lo que crees. Intenta crear un nuevo hábito, o rutina. Por ejemplo, cuando entres a tu casa, pon las llaves en el mismo lugar, siempre. Cuando vayas a un centro comercial, estaciónate en la misma zona.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Todo en el mismo lugar

 Tomará un poco de tiempo para que esas rutinas se vuelvan parte de tu naturaleza. Mantén el compromiso, y verás que estos nuevos hábitos se quedan pegados.

Listas

A veces, cuando tienes un millón de cosas volando en tu cabeza, te abrumas. Y es entonces cuando todo se te olvida. Para arreglarlo, incorpora listas a tu vida diaria. Escribir una lista puede llegar a ser algo muy relajante, y le da una estructura a tu vida, en muchas formas.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Listas

 Puedes intentar hacerlo en orden de prioridad, o de horarios. Suena tonto, pero funciona, y funciona muy bien.

Delega responsabilidades

No eres la Mujer Maravilla, no puedes hacer todo, evidentemente. Hay gente que no está consciente de esto, y tienen personalidades perfeccionistas. Pero, la perfección es un mito, una ilusión. Si tienes compromisos de más, la vida te hace estar ausente. Pide ayuda, sin miedo. No tienes que hacerlo todo.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Delega responsabilidades

Recordatorios

Si tienes que acordarte de enviar un correo, o hacer una llamada importante, usa ayudas visuales. Un post-it, el clásico hilo en el dedo, cualquier referencia que te recuerde eso que tienes que hacer. Simple, y efectivo.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Recordatorios

Ahora, una advertencia: no abuses, o terminaras por confundir los pendientes que querías recordar, regresando al punto de inicio.

Una cosa a la vez

Mucha gente cree que es muy buena para el multitask. Hablar por teléfono mientras escriben correos, y además, se maquillan. Cuando haces tantas cosas a la vez, ninguna está al 100%. Concéntrate en una sola cosa, para asegurarte de que vas a terminar lo que estás haciendo, en ese momento. Sólo asegúrate de no estar tan concentrada, que el mundo se te olvide.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Una cosa a la vez

Limpieza regular

Mucha gente tiene montañas enormes de basura en sus habitaciones. El problema es que, muchas veces, se salen de control. Si alguna vez viste los programas de acumuladores, sabes que una vez que empiezas, es difícil de corregir. Pon una sesión de limpieza en tu calendario. El lugar en el que habitas es reflejo de la mente que habitas.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Limpieza regular

Un paso adelante en los problemas, y las consecuencias

Tu ausencia mental afecta a otras personas. Si siempre llegas tarde, tu amiga está harta de esperar una hora a que llegues al restaurante. Tus acciones afectan a otros. Una vez que entiendas eso, te vas a sentir motivada a adoptar estos cambios en tu vida.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Un paso adelante en los problemas, y las consecuencias

Deja de hablar, empieza a actuar

No puedes perder peso si, simplemente, te quejas de tu peso. No puedes mejorar en tus habilidades deportivas, si no practicas deporte. No vas a ganarte la lotería si no sales a comprar un boleto. ¿Ves a donde voy con esto? No vas a estar presente en tu vida, si no tomas las acciones necesarias para estarlo. Ve, y toma el control.

El que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta - Deja de hablar, empieza a actuar


Lo Más Nuevo