Home > Tips > Familia tóxica: Cómo identificarla

Familia tóxica: Cómo identificarla

Actualizado: 2023-03-14

Hay familias disfuncionales, pero, ¿una familia tóxica? Tienes que saber cómo identificarla. ¿Delicado? Si. ¿Solucionable? Definitivamente.

Aunque toda familia se encontrará con dificultades, hay algunos casos en que esas dificultades se vuelven toxicidad. Si crees que podrías estar lidiando con una familia tóxica, tienes que saberlo por seguro.

Índice

1. ¿Cómo son las personas tóxicas?

2. ¿Cómo afecta un hogar tóxico?

3. Comportamiento abusivo

4. Depresión y ansiedad cuando estás con ellos

5. Te critican y te culpan

6. Manipulación

7. Castigos exagerados

8. La familia es impredecible

9. Ignoran tus necesidades

10. Competencia

11. Controladores

¿Cómo son las personas tóxicas?

Primero lo primero: ¿qué significa realmente ser “tóxico”? Una persona tóxica es alguien que regularmente muestra acciones y comportamientos que lastiman a otros, o que tienen un impacto negativo en la vida de las personas que lo rodean, y usualmente son quienes instigan el factor tóxico de una relación.

Familia tóxica: Cómo identificarla - ¿Cómo son las personas tóxicas?

Por lo tanto, podemos llegar a la definición de una familia tóxica como una familia en la que los miembros suelen presentar acciones o comportamientos que lastiman o impactan negativamente a los demás miembros de la familia. 

Es importante distinguir entre actuar tóxicamente y ser tóxico; el primero corresponde a aspectos de nuestros comportamientos, mientras que el segundo está engranado en nuestra personalidad, y activamente disfrutamos lastimar a otros. En cualquier caso, estar rodeada de personas tóxicas, particularmente dentro de tu casa o familia, puede ser muy dañino para la salud mental de una persona. 

¿Cómo afecta un hogar tóxico?

Desde la infancia en adelante, estar en un ambiente tóxico, o alrededor de familiares tóxicos, cobra factura rápidamente. Puede llevar a una persona a la depresión, ansiedad, problemas para relacionarse con otros, y una sensación general de tener que caminar con extremo cuidado, para no molestar a nadie. 

También puede afectar el valor que tiene una persona para si misma, su confianza, y su amor por si misma. Es común que cuando una persona está en una familia tóxica, o hay una persona tóxica en la familia, se encuentre con un ambiente de mucha ansiedad, lo que afecta la forma en que ve su casa y familia, pero también a otras personas y al mundo en general.

Familia tóxica: Cómo identificarla - ¿Cómo afecta un hogar tóxico?

De hecho, tener una familia tóxica tiene efectos a largo plazo, pues incluso puede llegar a afectar tu estilo de apego. Estar atrapada en un ambiente inseguro por mucho tiempo, tiene un fuerte impacto a largo plazo. Podría salir a flote en tus otras relaciones, haciendo que sea extremadamente difícil que te acerques a otras personas, o que hagas autosabotaje cuando se trata de las relaciones, o dificultad para confiar en otras personas. 

Para poder salirte de un ambiente tóxico, es importante que primero sepas identificar las señales de una familia tóxica. 

Comportamiento abusivo

Para empezar, cualquier tipo de abuso es una señal de una persona o ambiente tóxico. Esto incluye, evidentemente, abuso físico, mental u emocional. Es importante dejar este punto claro, pues el abuso es la señal más fuerte en el espectro de la toxicidad, y sin duda alguna, el peor en términos de cómo podría afectar a una persona en el futuro inmediato. 

Cualquiera que use un medio verbal para hacer que otro miembro de la familia se sienta menos que, es exhibir toxicidad (abuso verbal). Incluso el comportamiento violento que no esté dirigido hacia ti, como golpear una pared, sigue siendo inaceptable, y un fuerte foco rojo. 

Depresión y ansiedad cuando estás con ellos

Otra fuerte señal de una familia tóxica es cómo te sientes cuando estás con ellos. Como pudiste leer, esto incluye un amplio rango de sentimientos, que van desde la depresión y ansiedad, a la baja autoestima, bajo valor de ti misma, miedo, estrés, etc. La mayor señal de que estás en una dinámica familiar tóxica es la forma en que te sientes, ya sea cuando estás cerca de tu familia, o con la anticipación de ver a tu familia. Algunas emociones o condiciones que tener en cuenta incluyen baja autoestima, sentir que no puedes salir de ahí, irritabilidad, y desesperanza.

Familia tóxica: Cómo identificarla - Depresión y ansiedad cuando estás con ellos

Te critican y te culpan

Si un miembro de tu familia en particular siempre te critica o te culpa, y nunca se hace responsable de sus acciones, tienes enfrente de ti a un familiar tóxico. Tal vez siempre toma el papel de víctima, dice que todo es tu culpa, o evita la responsabilidad a toda costa. 

Manipulación

Si alguien es tóxico, puedes estar segura de que habrá algún tipo de manipulación. Puede hacerte gaslighting, hacerte sentir culpable, o ser controlador en general. Si un familiar te manipula o te hace sentir mal o culpable por no hacer algo, es otra característica de una persona tóxica en tu familia. 

Castigos exagerados

Claro, la disciplina es una parte necesaria de la crianza de un niño, pero cuando la disciplina es demasiado dura, puede ser una señal de toxicidad. Puede que haya castigos duros cuando no sigues las reglas, ya sean reglas implícita so explícitas. Por ejemplo, podrías haberte perdido una llamada de tu padre, lo que lleva a comportamiento pasivo agresivo por semanas. 

La familia es impredecible

La impredecibilidad es otra señal de una familia tóxica, lo que lleva a los sentimientos antes mencionados cuando estás en casa. Todo puede estar bien, y todos tienen una sonrisa en la cara, y entonces te topas con una mina y todo explota. 

 Ignoran tus necesidades

Nuestras casas deberían ser espacios en los que podamos ser vulnerables y expresar nuestras necesidades. Ese tipo de energía no es el que encuentras en una familia tóxica, y no se siente como un espacio seguro como para pedir que tus necesidades sean escuchadas, mucho menos cumplidas. Eso es un indicador de un ambiente familiar tóxico. 

Competencia

Las familias tóxicas también generan una cantidad enfermiza de competencia, particularmente entre hermanos o hermanas. El perfeccionismo puede transformarse en abuso emocional, y comparar a los hermanos puede tener efectos extremadamente negativos en los hijos, y en su imagen de si mismos. En casos más extremos, también existe la competencia entre padres e hijos. Por ejemplo, cuando en una fiesta de cumpleaños de la hija, la madre hace todo lo posible por ser el centro de atención. Otro ejemplo sería minimizar los logros de uno de los hijos al decir que “yo a tu edad ya había hecho eso y más”.

Familia tóxica: Cómo identificarla - Competencia

Controladores

Y, el último punto, pero no el menos importante, un tema general de comportamiento controlador, usualmente de parte de un padre, pero no exclusivo de ellos, también es una señal de una familia tóxica. Esto puede ser visto como minimizar las elecciones de alguien, tener estándares imposiblemente altos, y el amor condicionado.