Home > Ideas > Fotos para dar celos en WhatsApp

Fotos para dar celos en WhatsApp

Actualizado: 2024-05-15

¿Buscas fotos para dar celos en WhatsApp? Aquí vas a encontrar las ideas definitivas, esas que pongan a hervir la sangre de tu novio o de ese que no se decide pero, tampoco te deja ir

Ya bien lo vimos fabulosas y vestidas de rosa en la peli de Barbie, las chicas estamos hartas de que los chicos en su Mojo dojo casa house, nos inviten al Netflix and chill y luego, después de eso, nos traten de la patada. Pues esta Barbie en estado Vendetta, no se dejará más, y por eso ¡a dar celos chicas!

Índice

1. Qué son los celos

2. Juega a suponer

3. Fotos borrosas

4. Que intrigue

5. Foto misteriosa

6. Malinterpretaciones

7. Con ese “amigo”

Qué son los celos

Primerísimo vamos a echarle un ojo, a ver chicas ¿qué son los celos? Son esas suposiciones que a veces son irracionales y otras son intuición pura y que nos dicen ¡alguien me quiere quitar lo que es mío!

Y no nos quedemos en ese de “es mío”, sino en las suposiciones, toda la película que nos hacemos en la mente cuando tenemos celos y sobre todo, cómo nada es seguro, pero bien que nos atormenta.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Qué son los celos

Juega a suponer

Por eso, con las fotos para dar celos juega a suponer, porque esa es la guerra fría de los celos, el darle a la otra persona no la información completa, sino solo la necesaria para que suponga y la pase de lo peor.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Juega a suponer

Porque supongamos, te tomas una foto con tu mejor amigo, el otro dirá: ah, es el mejor amigo. Mientras que, si la foto es de dos manos agarradas, la tuya y de alguien que a él no le queda claro, el otro se morirá por saber de quién es esa mano.

Fotos borrosas

Y de ahí que puedes aprovechar las fotos borrosas, esas que no se sabe muy bien dónde estás porque, una escena de celos ¡jamás, no es lady like! Pero qué tal que te arme un show por medio de mensajes.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Fotos borrosas

Ah… ya la cosa se pone interesante ¿sí o no? Esas fotos quizá en el café, pero que estén tan poco definidas que se diga: mmm, está en el café de la sirenita pero ¡en qué sucursal!

Que intrigue

Y es que, si algo está bien divertido de la guerra de los celos y jugar a darlos es, cómo la intriga siempre, siempre, jugará a nuestro favor porque, el drama empieza en no saber todo el contexto.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Que intrigue

Si te tomas una foto donde estés abrazada dándole la espalda a la luz, se verán solo las siluetas y eso creará la intriga “¡y ese quién es!”, se preguntará. Y lo mejor, las suposiciones: es fulano, es mangano, ¡es perengano, el más fitness!

Foto misteriosa

Ahora bien, podemos llegar a nivel ninja con las fotos para dar celos y, hacer unas en las que se les vuele la cabeza cuando las pongas en WhatsApp en tu estado, porque, serán puro misterio.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Foto misteriosa

Qué tal una captura de pantalla con alguien dándote las buenas noches a altas horas de la noche. O frases que escribas en una libreta como: no necesito a nadie más. O, una pareja a media luz.

Malinterpretaciones

Y es que podemos llegar incluso a valernos de las malas interpretaciones, porque te tomas una foto muy acaramelada con un amigo, pero insistimos, que no se vea bien quién es.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Malinterpretaciones

A menos que, sepas que ese amigo en particular es el que no le da confianza y ya sabemos por qué ¡porque es guapísimo!

Con ese “amigo”

O a veces, es porque resulta ser un chico super lindo, con ese que nos reímos, con el que la pasamos más bien como amigo pero tu novio o el “casi algo”, no lo soporta.

Fotos para dar celos en WhatsApp - Con ese “amigo”

Porque sabe que es mucho mejor que él, en todo sentido, pero nosotras pues, hasta que le mostramos que nos puede perder ¡el otro no se pone las pilas!

Y mic drop, si después de estas fotos para dar celos ese indeciso no se arrepiente de no haberte dado tu lugar de reina, pues ¡su error! Y supersencillo, ese “amigo” del que no tenía que preocuparse porque “ni al caso”, con permisa mi ciela, pero le toca su turno.