Home > Belleza > Mascarillas caseras para hidratar la cara

Mascarillas caseras para hidratar la cara


Mascarillas caseras para hidratar la cara

Las mascarillas caseras para hidratar la cara nos encantan porque, contienen todo el poder que la naturaleza nos regala y muchas veces, más beneficios para la piel.

Una piel del rostro bien hidratada puede ser la mejor presentación que tengamos para el día a día, pues cuando gozamos de una piel equilibrada y linda, nos vemos bien sin maquillaje, con él puesto y sobre todo, hasta con una salud llena de vigor y buena vibra. Una piel hidrata sin embargo, necesita de su cuidado, y cuando lo hacemos con ingredientes naturales, es mucho mejor.

¿Cuáles son los hidratantes naturales? 

Primero lo primero, y eso es: ¿qué tengo ya en mi refrigerador, o en mi alacena que sea un potente hidratante natural? ¡Varios ingredientes!

Aguacate: a todos nos gusta en guacamole con chips pero, como mascarilla es impresionante y te encantarán los resultados que obtendrás desde las primeras aplicaciones.

Aceites: el de coco, el de almendras, el aceite de olivo y el de argán, cada uno es de ayuda contra la piel seca, así como proporcionan elasticidad y salud al rostro.

Aloe vera: el gel natural que esta planta contiene, es uno de los más populares hidratantes en la naturaleza. Además, es un efectivo remedio contra el acné.

Tés: el de manzanilla, el verde, el blanco y el de lavanda (que además es relajante), cada té aporta beneficios a la salud de la piel del rostro y, con efectos que van más allá de mantener la piel humectada.

Yogur: pero no solo, sino que este ingrediente por su alto contenido en ácido láctico, y combinado con ingredientes como el pepino, la piel o la avena, crea una mascarilla buenísima para hidratar el rostro.

Mascarilla de aguacate

Medio aguacate

1 cucharada de miel

1 cucharada de aceite de coco

Copos de avena, los necesarios

Aceite esencial de lavanda, opcional

Haz una crema con el aguacate, el aceite de coco y la miel, agrega agua si es necesario. Agrega los copos de avena y aplica sobre el rostro dejando actuar por 10 minutos. Retira y lava tu rostro con abundante agua. Si tienes a la mano el aceite esencial, agrega una gotita y relájate mientras tu piel se hidrata.

Mascarilla de calabaza

2 cucharadas de puré de calabaza

1 cucharada de miel

El jugo de medio limón

Combina los ingredientes y aplica sobre el rostro por 15 minutos, lava y seca. Es importante que, la calabaza sea tipo de castilla o amarilla (no la que es verde), ya que estas eliminan las células muertas del rostro, mientras que la miel y el limón renuevan la piel dándole una nueva vida y luminosidad.

Mascarilla de aloe vera

Una penca de aloe 

Es muy sencilla de preparar, pero necesitarás de por lo menos, 24 horas de anticipación.

Toma la penca de aloe o sábila y retira la piel; cuidado con los extremos con puntas. Obtendrás un gel viscoso que dejarás remojar en agua por 24 horas. Descarta el agua de remojo y licua el aloe. Aplica el gel resultante sobre la cara, deja secar y lava con abundante agua. (img13)

Mascarilla de yogur

Yogur, el necesario

Miel, la necesaria

Mezcla una cantidad igual de yogurt y miel, aplica sobre el rostro y deja actuar por 15 minutos para después lavar. Es una mascarilla muy sencilla pero que, dejará tu rostro bien hidratado y con beneficios además anti-manchas si agregas una cucharadita de cúrcuma.

Después de lavar la cara y retirar las mascarillas, evita pasar jabones que no sean hidratantes, ya que podrían contrarrestar el efecto de las mascarillas. Prefiere hacer los tratamientos por la noche y, solo lavar con abundante agua para no perder ninguno de los beneficios que cada mascarilla tendrá para ti.


Lo Más Nuevo