Home > Moda > Medias locas para niñas

Medias locas para niñas


Las medias locas para niñas se han convertido en una búsqueda popular porque cada vez, son más las escuelas, guarderías y hasta casas, que se suman a esta actividad tan divertida.

Cuando niñas, en ocasiones algunas de nosotras hasta llorábamos porque no queríamos ir a la escuela, quizá porque no había tantas actividades orientadas a la sana convivencia entre los peques como hoy. Por fortuna, sabemos ya lo importante que es aprender y crear lazos de relaciones positivas en la escuela.

Índice

1. ¿Para qué esta actividad?

2. Buenas memorias

3. ¡Pero no sé qué hacer!

4. Fomentar la convivencia

5. Inspiración

¿Para qué esta actividad?

Puede que para algunos padres, actividades lúdicas como estas representen solo una “pérdida de tiempo”, pues no significan aprendizaje evidente como sí pasa cuando aprenden las tablas o a leer y escribir.

Medias locas para niñas - ¿Para qué esta actividad?

Pero las actividades escolares de sociabilización también tienen un aprendizaje evidente y que de hecho, utilizamos más que las tablas o la lecto escritura. Solo veamos un ejemplo.

A diario ¿sumamos, restamos, leemos y escribimos? Claro, pero desde que nos despertamos, convivimos con la familia, los colegas, los amigos, con las personas que nos rodean.

Buenas memorias

Como la labor social o de sociabilizar es una diaria y que llevamos a cabo durante todo el día, quizá no la veamos tan “de escuela”, como sí vemos las matemáticas o el español, pero ¡qué necesaria es!

Medias locas para niñas - Buenas memorias

Las niñas con la ayuda de este tipo de actividades bien divertidas y que fomentan los y las maestras más didácticos así como responsables, pueden así, aprender a sociabilizar claro.

Pero también, guardar buenas memorias dentro de la escuela, y evitar de esta manera, relacionar esta etapa de la vida, con una de estrés, ansiedad o una rigurosidad académica sin creatividad.

¡Pero no sé qué hacer!

Eso claro, nos pone también en actividad creativa a los padres, que a veces, nos sentimos un poco presionados por este tipo de actividades y nos decimos: ¡pero qué hago para el día de las medias locas!

Medias locas para niñas - ¡Pero no sé qué hacer!

No te compliques mucho la vida, crea buscando lo divertido, eso que se enfoque precisamente en la actividad como una forma de convivencia y por lo tanto, cree pláticas y risas entre las niñas.

Como pista podemos recomendarte: usa muchos colores, texturas diversas, ojitos movibles para pegar, glitter, limpiapipas, pompones, todo ese material para manualidades que te facilitará crear medias locas.

Fomentar la convivencia

Porque probablemente, la idea de la maestra no sea que los peques lleguen y se sienten a estudiar con sus medias locas, no, ese día es de fiesta, de platicar, de llevar comida al salón y convivir.

Medias locas para niñas - Fomentar la convivencia

Por eso, si la pequeñita puede empezar una conversación o responder las preguntas de sus amiguitos sobre, cómo hicieron las medias locas, será mucho mejor, para así relacionarse con sus compañeritos.

Eso además se puede optimizar si invitamos a las niñas a crear las medias locas con nosotras, convirtiendo esta actividad escolar, una que llevaremos a cabo en casa y que, disfrutarán mucho.

Inspiración

Para eso busquemos en estas ideas que traemos para ti inspiración, y si bien vamos a platicar con la niña antes sobre qué ideas tiene, qué personajes son sus preferimos y demás.

Medias locas para niñas - Inspiración

No nos casemos con esa idea sino, lo mejor de las medias locas para niñas es que son de las más creativas por lo locas, y eso significa que podemos pegarles de todo un poco, coser y hasta, cortar las medias.

Entre más les pegues, las llenes de glitter, las puedas volver más experimentales pintando o cortando, muy probablemente es que queden más locas, y así, más conversaciones y risas podrán fomentar entre las niñas y sus compañeritos.

Las medias locas para niñas como podemos ver, son de esas actividades que qué bueno que existen entre las peques porque, si no fuera por ellas, la inteligencia emocional quedaría fuera de las aulas y eso en un mundo lleno de estrés y ansiedad, no es para nada una buena idea.