Home > Pareja > ¿Por qué no tengo novio?

¿Por qué no tengo novio?

Actualizado: 2023-03-06

Nada parece funcionar, porque te sigues haciendo esta pregunta, ¿por qué no tengo novio? Vamos a acompañarte a encontrar la respuesta. 

Ya lo intentaste todo para encontrar un novio. Apps de citas, citas a ciegas, bares de solteros, etc. Sin embargo, sigues estando lejos de encontrar a un hombre. No tienes idea de por qué pase esto. Después de todo, genuinamente eres una chica atractiva y agradable. ¿Por qué no tienes novio? ¿Qué hay en ti que no hace que un hombre se comprometa a una relación contigo? Eso esperamos contestar aquí.

Índice

1. Realmente no lo quieres

2. Estándares irreales

3. Trabajar en ti misma

4. Quieres a alguien que no te quiere

5. Intensidad

6. No eres buena con la comunicación

7. Necesitas relajarte

Realmente no lo quieres

Muchas mujeres solteras se quejan de no tener novio, incluso cuando parecen pasarla bien conforme avanzan en su carrera, viajan con amigas, y cuidan a sus mascotas. Si esta eres tú, realmente tienes que preguntarte si genuinamente quieres una pareja. Hay personas que buscan a un chico porque se sienten solas o se sienten presionadas por otras personas. Cuando pasas tiempo con amigas casadas, o ves fotos de compromiso en redes, puede que empiezas a sentirte extraña con tu vida de soltera.

Esta es una experiencia normal, pero podrías no querer abrirte a una persona, no realmente. Pregúntate si quieres a un novio tan desesperadamente que estás dispuesta a invertir el tiempo para cultivar una relación. Si tu vida ya es satisfactoria, debes preguntarte si realmente quieres una pareja. 

Estándares irreales

Al crecer, tus experiencias se han desarrollado como una voz en tu mente que siempre busca la perfección. Ya sea porque tuviste una crianza con muchas críticas o porque la cultura y los medios pintan un cuadro irrealista de lo que es el amor. 

Podrías no tener consciencia de que un hombre perfecto no existe. Los estándares son algo generalmente bueno, pero si son demasiado altos, se vuelven una barrera irreal entre tu y alguien increíble. Incluso si encuentras a alguien atractivo y amable, no le das una oportunidad porque falla en un punto de tu eterna lista. 

Eventualmente, te convences de que la persona para ti no existe. No tienes que dejar todos tus estándares, especialmente si estás buscando a alguien con ciertos valores o buenas cualidades porque los estándares te ayudan a evitar a alguien completamente incorrecto. 

Trabajar en ti misma

Es común que una mujer se cuestione el tipo de hombre con el que quiere salir. Sin embargo, podría faltarte una pregunta más importante: ¿Saldrías contigo misma? Si la respuesta es que no, puede que no tengas un novio porque aún estás en el proceso de mejoría. La lógica nos dice que, si quieres a cierto tipo de hombre, necesitas ser cierto tipo de mujer. Necesitas trabajar hacia la mejor versión de ti misma antes de encontrar a la mejor opción de pareja. Al hacerlo, atraes al tipo de hombre que ha trabajado en si mismo.

Quieres a alguien que no te quiere

Supongamos que estás interesada en un hombre que no quiere tener una relación contigo. Tal vez está en una relación, o está soltero, pero no disponible. Tal vez está demasiado ocupado como para pensar en su vida amorosa, o tal vez, y aunque duela, no está interesado en ti. Tienes dos opciones: esperar a que cambie de opinión (que podría tomar años) o hacer algo para seguir adelante. 

Cuando elijes la primera opción, no te haces ningún favor, porque estás gastando tu preciado tiempo y energía al perseguir a alguien que no tiene interés. La segunda opción es difícil, pero es una opción mucho más sana para ti y esa persona, que podría sentir el peso de tu afecto, porque no puede corresponderlo. Puedes superar tus sentimientos al minimizar el contacto con él y lentamente procesando la verdad de la situación. Al reconocer tus sentimientos y los suyos, puedes seguir adelante y, con suerte, abrirte a otras fuentes de amor. 

Intensidad

No hay nada menos atractivo que alguien a quien le urge amor y atención. Incluso si pudieras estar haciendo o diciendo cosas desesperadas sin saberlo, las personas pueden sentirlo, y como resultado, sentir una presión incómoda hacia el compromiso. La inseguridad y la necesidad de constante aseguración pueden venir de muchos lugares, así que si aún no trabajas en esos problemas aún, saltar a una relación podría hacerte más daño. 

Podrías experimentar el rechazo, y sentirte constantemente devaluada si sales con alguien sólo para llenar el vacío que sientes dentro de ti. Un hombre tampoco querrá estar en una posición en la que sólo sales con él porque necesitas sentirte bien contigo mismo. Las dos personas en una relación deben estar ahí porque ven y aprecian a su pareja por quien es.

No eres buena con la comunicación

La comunicación es una parte esencial para las citas porque necesitarás negociar y llegar a acuerdos a través de una relación. Habrá discusiones que necesitan resolución, y malentendidos que necesitarán aclaración. Desafortunadamente, si no eres buena comunicadora, puede ser muy difícil encontrar pareja. Podría ser porque no parece que puedas decir lo que quieres de manera directa, o que se te percibe como muy agresiva al hacerlo, logrando que los hombres salgan huyendo. 

Equilibrar la forma en que te comunicas podría ser la solución que necesitas. Puedes practicar una mejor comunicación con tus amigos y seres queridos. Intenta preguntarles lo que podrías hacer mejor, y trabajar en mejorar tus habilidades de comunicación desde ese punto de inicio. 

Necesitas relajarte

Muchos hombres suelen sentirse más atraídos a mujeres extrovertidas y con confianza en si misma, por lo que, si aparentas ser tímida y que te da terror su presencia, perderá interés. Aprender a relajarte cuando conoces a alguien nuevo es la clave para dejarle saber cual es tu versión real. 

Para lograrlo, te comparto unos consejos. Primero, concéntrate en el tema. En vez de estar distraída con tus uñas, preguntándote en qué estará pensando de ti, escucha con intención lo que te está diciendo. No sólo te distraerá de ti misma, sino que también recordarás mejor la conversación, y podrás retomar el tema en una segunda cita, dejándole claro que pusiste atención.

El segundo consejo es recordar que no le tienes que gustar. Las personas con confianza actúan como lo hacen porque no les importa lo que otros piensen. Se sienten seguras de quienes son, por lo que no sienten desesperación por agradarle a otros. Si siempre estás pensando que alguien te juzga, recuerda que eso está bien porque no todos tienen que encontrarte agradable. Puedes hacer lo tuyo, sin miedo.

Y, para terminar, sé honesta. Un poco de honestidad nunca le ha hecho daño a nadie. Ser más honesta respecto a ti misma ayuda a las personas a ver tu sinceridad en conocerlas porque te permites ser vulnerable. Y ser auténtica puede ayudar a establecer una conexión real con otras personas.