Home > Alimentación > Postres Keto: No olvides el dulce

Postres Keto: No olvides el dulce

Actualizado: 2024-05-05

Para muchas, la dieta keto se sufre por la falta de dulce. Si quieres postres keto, no olvides el dulce, y pon atención a estas recetas.

Hoy en día, todo mundo se está subiendo al tren de la dieta Keto, y con buena razón. Ya sea que estás empezando con la dieta keto, o te consideres una profesional, estas recetas keto te van a sorprender.

Encontrarás las opciones con muy pocos carbos en estas opciones. Los postres sin azúcar ayudan a calmar ese diente dulce, y saben deliciosos. Con tantas opciones deliciosas, seguir la dieta keto será como pan comido. Créeme, puedes disfrutar las delicias del chocolate con esta dieta.

Índice

1. Tips para postres

2. Fat Bombs de chocolate y cacahuate

3. Mousse de chocolate

4. Brownies keto de proteína

Tips para postres

Muchas recetas de postres keto requieren harina de almendra, o de coco. Es una gran idea tener estos ingredientes a la mano cuando estás siguiendo esté restrictivo régimen alimenticio. Te puedo aconsejar pedir estas harinas online, pues es mucho más fácil de encontrar.

Postres Keto: No olvides el dulce - Tips para postres

Fat Bombs de chocolate y cacahuate

Con sólo unos cuantos ingredientes tendrás este delicioso postre listo para degustar. Este delicioso dulce no necesita ser horneado, y está lleno de ingredientes nutritivos, y obviamente, keto friendly. Este postre se derretirá en tu boca.

Para que este postre sea vegano, paleo, y keto, necesitas usar aceite de coco, crema de cacao, crema de almendra, crema de nuez, o crema de cacahuate sin azúcar. Otras variaciones no veganas incluyen queso crema, mantequilla, y un endulzante de tu elección, como la estevia.

Para esta receta, necesitarás 3 cucharadas de la crema de cacahuate o nuez de tu elección, media taza de aceite de mantequilla de coco, media cucharada de aceite de coco, estevia, y sal del himalaya (opcional). Además, necesitarás polvo de cacao sin azúcar, y nueces en mitades, para decorar. (img7)

Empieza por derretir el aceite de coco con la crema de cacahuate en el microondas, o en un sartén. Ten en mente que también puedes usar crema de almendra, o de nuez, o cualquier crema de tu nuez favorita. Agrega el endulzante, en caso de que lo estés usando.

Llena una charola para muffins con silicona o papel, y divide la mezcla en cada recipiente. Golpea la charola suavemente sobre la mesa para suavizar la mezcla. Pon la charola en el congelador hasta que la capa esté firme.

Mientras tanto, tienes que derretir el chocolate. Para hacerlo, tienes que usar baño maría, preferiblemente, aunque también puedes hacerlo en el microondas. En caso de que uses polvo de cacao, derrite aceite de coco y crema de coco, con el polvo de cacao. Saca la charola de muffins del congelador, y vierte la mezcla del chocolate sobre la mezcla firme de la crema de cacahuate. Regrésalo al congelador hasta que esté firme. (img10)

Para una textura mucho más firme, sirve en frío. Si buscas una textura más suave y cremosa, te recomiendo dejar la charola a temperatura ambiente por 5 minutos.

Esta receta es increíble para cuando te está costando trabajo consumir la grasa necesaria para llegar a tus macros, y también funcionan mucho para los días que necesitas un pequeño abrazo en el alma, después de una semana difícil.

Postres Keto: No olvides el dulce - Fat Bombs de chocolate y cacahuate

Mousse de chocolate

Ligero, esponjoso, y extremadamente delicioso. Este mousse de chocolate no decepciona. Aunque, si soy honesta, no es un mousse verdadero, ni pudín, pero si no te lo digo, no te darías cuenta. Esta cremosa delicia de chocolate tiene menos de 10 carbohidratos por porción.

Postres Keto: No olvides el dulce - Mousse de chocolate

Si, puedes curar esos antojos de chocolate sin aumentar tu consumo de carbohidratos. Este delicioso postre es fácil de hacer, y está listo en 5 minutos. No hay nada mejor que eso. La suave y cremosa delicia es reconfortante, y te sentirás en el cielo de chocolate.

Para prepararlo, necesitarás ¼ de taza de chispas de chocolate amargo, 2 cucharaditas de crema espesa para batir, un chorrito de vainilla, una pizca de sal, y un contenedor de queso mascarpone, o queso crema.

En un bowl para microondas, combina las chispas de chocolate con la crema para batir. Caliéntalos en el microondas en alta potencia por treinta segundos. Bate hasta que tengas una mezcla suave. Agrega el chorrito de vainilla y la pizca de sal, e incorpora hasta que la mezcla sea homogénea.

Agrega el queso mascarpone y revuelve hasta que todo esté bien mezclado, en un delicioso color chocolate. Pruébala. Pensarás que estás soñando, pero cierra tus ojos y disfruta de esta delicia celestial. Si, de nada.

Ajusta los sabores según sea necesario, al agregar más sal o vainilla para que sea mejor para tu gusto. Enfría en el refrigerador por una o dos horas. Ten en mente que esta receta mejora con el tiempo, así que, si quieres un mejor sabor, déjalo en el refrigerador hasta el día siguiente, para un mejor sabor.

Este postre sabe mucho mejor si lo comes a temperatura ambiente. Yo suelo sacarlo del refrigerador por la tarde, y está listo para comer cuando el antojo me ataca durante las primeras horas de la noche.

Brownies keto de proteína

Los brownies no tienen que ser prohibidos con esta receta keto friendly. Estos brownies keto son muy densos y no podrás creer que tengan sólo 107 calorías. Paleo frendly, keto friendly y deliciosos.

Postres Keto: No olvides el dulce - Brownies keto de proteína

Para prepararlos, necesitarás 7 cucharadas de aceite de coco, derretido y dividido, 6 cucharadas de endulzante líquido (Stevia), 1 huevo a temperatura ambiente, 2 yemas a temperatura ambiente, 150 gramos de chocolate obscuro sin azúcar, en trozos, ¼ de taza de proteína en polvo, ½ cucharada de polvo para hornear, una pizca de sal, y 2 cucharadas de leche de almendra sin azúcar, sabor vainilla.

Precalienta el horno a 180° C, y en un refractario, pon papel para hornear, dejando una especie de “oreja” por fuera del refractario, para poder sacar los brownies del molde.

En un bowl grande, bate 5 cucharadas de aceite de coco, reservando el resto para después. Agrega el endulzante, el huevo y las 2 yemas, y bate hasta tener una mezcla homogénea. La mezcla debe tener un color amarillo ligero.

Pon el chocolate en un recipiente para microondas, y con el aceite de coco restante. Calienta a potencia media, en intervalos de 30 segundos, revolviendo entre cada intervalo, hasta que el chocolate esté suave y derretido. Mientras bates, agrega el chocolate derretido a la mezcla de huevo hasta que esté espesa y bien combinada.

Agrega la proteína en polvo, el polvo para hornear y la sal, y mezcla hasta que todo esté combinado. Entonces, bate vigorosamente en la leche de almendra hasta que la mezcla se suavice un poco más. Si quieres, puedes agregar más chocolate en piezas pequeñas, para un chunky brownie.

Esparce de manera equitativa en el refractario preparado y hornea hasta que los bordes empiecen a obscurecerse, el centro se levante un poco, y al insertar un palillo en el centro, salga seco y limpio. Esto equivale a cerca de 20 minutos. No te pases del tiempo. 

Deja que se enfríen por 20 minutos, y lentamente usa las orejas del papel para levantar los brownies y colócalos sobre una superficie con rejilla, para que se enfríen por completo.