Home > Pareja > Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una

Actualizado: 2024-05-06

Tema delicado, ¿no? Si te estás preguntando, ¿cómo decirle a mi pareja que quiero una relación abierta?, estamos aquí para ayudarte. 

El secreto para una relación que dure, es que evoluciona; ninguna relación se queda igual. Pero, a veces una persona de la relación, evoluciona en una forma diferente, o a una velocidad diferente, que la otra. Y, a veces, la evolución de una relación monógama, gira en una dirección que se aleja de esa monogamia.

 Cómo definimos el amor, es muy individual; el amor no necesariamente significa una pareja. Pero, ¿cómo manejas ese cambio? ¿Cómo empiezas a sugerir una relación abierta, a una pareja monógama?

Índice

1. ¿Por qué quieres una relación abierta?

2. Momento estratégico

3. Curiosidad, fantasía, acción

4. Evita usar un lenguaje restrictivo

5. Prepárate para la incomodidad

¿Por qué quieres una relación abierta? 

Antes de acercarte a tu pareja, es mejor tomar un vistazo hacia tu interior, para analizar tus razones. ¿Qué cambió? ¿Cuál es el propósito de ir fuera de tu relación? A veces, el interés por una relación abierta, viene de dos factores principales. Algo le hace falta a la relación, o algo hace falta en ti misma. Tal vez, una relación abierta sea la solución; tal vez no. Pero no lo vas a saber hasta que encuentres, y analices esa motivación.

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una - ¿Por qué quieres una relación abierta?

Si es cuestión de que tus sentimientos, o necesidades, no se ven cumplidas, ¿lo haz discutido con tu pareja? Si no es el caso, tal vez valga la pena tener esa conversación, primero. Muchos de nosotros hablamos de nuestros pensamientos, sin tener claro cómo nos sentimos, o por qué nos sentimos así. Tener claridad respecto a tus emociones y razones, para buscar una relación abierta, te ayudarán a poder comunicárselo a tu pareja.

Cuando es hora de sugerir, o pedir, una relación abierta, y después, llevarla a cabo, la comunicación es de suma importancia. Tienes que comunicarte con tu pareja, y decirle lo que sientes, y lo que pretendes hacer.

Momento estratégico

Oye, el momento de decirle a tu pareja, que quieres una relación abierta, no es después de una discusión. Es un boleto directo a la ciudad desastre. En vez de eso, encuentra una ventana en donde las cosas vayan bien, ambos se sientan conectados, y estén abiertos a explorar nuevas aventuras, dentro de su relación. Siéntense, y hablen de lo que aprecian de su relación, y lo que está funcionando bien. Entonces, podrán decidir cómo expandir su relación, hacia nuevos horizontes; esta idea, podría ser muy emocionante.

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una - Momento estratégico

Curiosidad, fantasía, acción

Una de las principales razones por las que la gente evita estos temas, es que no tienen idea de cómo iniciar la conversación. Para empezar, muchos pedirían un arreglo de este tipo, si tuvieran idea de cómo pedirlo. Para empezar la conversación, hay 3 categorías que hablar, cuando se trata de abrir tu relación: curiosidad, hablar de sus fantasías, y llevar el plan a cabo.

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una - Curiosidad, fantasía, acción

 Si ambos tienen curiosidad sobre abrir la relación, o tienen fantasías de cómo sería, usen el estilo de plática de “qué pasaría”: ¿Qué pasaría si hacemos esto? ¿Qué pasaría si probamos esto? Puede que nunca llegue el momento de tomar acción, y eso está bien, pero tener un dialogo, puede ayudar a que ambos consideren las posibles consecuencias, antes de que empiecen.

Recuerda, esto debe ser una conversación ligera, y divertida, así que no sientas que deben ponerse súper serios. Además, es raro que las parejas estén de acuerdo en todo, así que, si están teniendo problemas, puede ayudar que acudan a un terapeuta que pueda responder cualquier duda que puedan tener.

Evita usar un lenguaje restrictivo

Todos somos adultos aquí, y lo último que las personas en una relación quieren, es sentir que están bajo algún tipo de cuidado parental, en el que tienen que seguir reglas estrictas. Si tu pareja parece abierto a la idea de abrir la relación, no arruines la conversación al ir directo a las leyes, reglas, y ultimatums.

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una - Evita usar un lenguaje restrictivo

A veces, el uso de la palabra “reglas”, puede estar molestando. Se puede sentir que se está creando una relación supervisada, una en la que las reglas se están poniendo, para romperlas. Está bien poner límites, parámetros, para su relación, y que ambos se sientan cómodos. Pero, si se crean “reglas” que sean demasiado restrictivas, entonces, romperlas, llevará a que alguno de los dos, o ambos, estén en una posición de “castigador”, y un castigador tiene que cumplir su trabajo.

Para los que quieren un acuerdo más abierto, y transparente, es importante tener guías, pero las guías incluyen cualquier cosa en el lado de la continuación de la monogamia, que es fluida. Fluye de un punto totalmente cerrado (que significa que no hay interacción, o conexión, con nadie fuera de la relación), a tener relaciones físicas, íntimas, con personas diferentes a tu pareja.

Prepárate para la incomodidad

Una vez más, pedirle a tu pareja que se vuelvan una relación abierta, puede ser aterrador, porque no quieres hacerlo sentir inadecuado. Sin embargo, reprimir, o maquillar tus necesidades, puede crear tención, lo que puede explotarte en la cara, a la larga. Sin importar que tan incómodo se pueda poner, si esto es importante para ti, es mejor tener la conversación de manera directa.

Relación abierta - Cómo decirle a mi pareja que quiero una - Prepárate para la incomodidad

¿Una solución simple? Aparta un momento para tener esta discusión. De esta manera, te obligas a enfrentarlo, pero también, apartas el tiempo para darle oxígeno a tus deseos. Más importante aún, le das una oportunidad a tu pareja de digerir lo que estás diciendo. Habiendo dicho esto, la conversación es justo eso, una conversación, no un decreto. Mantenlo ligero, y familiar.