Home > Pareja > ¿Si piensas mucho en una persona, la atraes?

¿Si piensas mucho en una persona, la atraes?

Actualizado: 2024-05-06

¿Qué sabes de la ley de la atracción? ¿Cómo funciona? Se dice que si piensas mucho en una persona, la atraes. Suena a ficción. ¿Quieres comprobarlo?

La ley de la atracción es una filosofía que sugiere que los pensamientos positivos, traen resultados positivos a la vida de una persona. Mientras que los pensamientos negativos, traen resultados negativos. Se basa en la creencia de que los pensamientos son una forma de energía, y que la energía positiva atrae éxito en todas las áreas de la vida, incluyendo salud, finanzas, y el amor.

Bajo este pensamiento, u activas la ley de la atracción, cuando piensas en alguien. Como con cualquier otro pensamiento, tus pensamientos respecto a alguien tienen una energía que, invariablemente, atraen a tu vida lo que está en la misma frecuencia. Esto no significa que pensar en alguien, lo atrae a tu vida.

La gente no es inherente a las cosas como el dinero, autos, casas, o cualquier otra de las mil cosas que la gente intenta manifestar, cada día. Otras personas, tienen su propia voluntad, y su propio poder de crear sus vidas. Sin embargo, una fuerte conexión entre la gente, y nosotras, es solo el inicio, para entender la conexión mental que tenemos, uno con otro.

Índice

1. La conexión invisible

2. Activando la ley de la atracción

3. Usando la ley de la atracción

La conexión invisible

La idea de comunicarse con otras personas, a través de los pensamientos, es una idea que muchos consideran ficción. Esta idea esotérica, es una que ha estado en el conocimiento de muchos maestros espirituales, y en últimos años, ha habido muchos experimentos para intentar estableces una prueba real de esta idea.

¿Si piensas mucho en una persona, la atraes? - La conexión invisible

¿Puedo un ser humano comunicarse con otro, a través de sus pensamientos? A un nivel espiritual, todos estamos conectados. Según algunas líneas del pensamiento, no sólo estamos conectados, sino que somos, en realidad, uno mismo. La misma fuerza vital que late en tu corazón, late en el mío. Venimos de la misma fuente, y nos sostenemos en esa fuente.

No es tan loco, si empiezas a pensar que si todos estamos conectados, a través de esta fuerza invisible, y es una energía que se puede sentir, ¿se puede usar como medio de comunicación? La conexión entre algunas personas, puede ser increíblemente fuerte.

Comúnmente, decimos que dos personas están “en la misma vibra”, cuando están muy conectados. Piensan igual, e incluso, terminan las oraciones del otro. No es una coincidencia, e incluso cuando no vemos la conexión, existe.

Activando la ley de la atracción

Las mecánicas de la ley de la atracción, siguen siendo un misterio para nosotros. Así como muchas otras energías, que existen en el mundo en el que vives. Un pensamiento, es algo. No puede ser “nada”. A falta de una mejor definición, podemos decir que ese “algo”, tiene energía. La idea de que los pensamientos son cosas, es muy significativa. Y es científicamente cierta. Podemos medir un pensamiento.

¿Si piensas mucho en una persona, la atraes? - Activando la ley de la atracción

Si el pensamiento activa “algo”, entonces podemos ser conscientes del poder de nuestros propios pensamientos. Cuando tienes una conexión con otra persona, hay un lazo invisible, entre los dos. La gente con una conexión íntima, tienen una conexión energética fuerte. Pueden sentirse, uno a otro, y tienen una gran habilidad de entender las emociones de la otra persona. Los gemelos suelen saber lo que el otro está pensando.

Cuando piensas en alguien con quien tienes una conexión, entonces tus pensamientos activan ese lazo entre los dos. Cuando tienes un pensamiento de alguien, cuya gasolina es un sentimiento, se activa la ley de la atracción. Se activa, en el sentido de que tus pensamientos emiten una frecuencia. Cuando esa frecuencia está en armonía con la persona en la que estás pensando, hay un intercambio, recíproco, de energía.

Es por esto que, recibes una llamada de alguien de quien hablaste, días atrás. O te encuentras a un amigo en quien habías pensado, hace unos días. Los principios de la ley de la atracción, tienen una verdad: en lo que te concentres, llegará a tu vida. Si te concentras en alguien, los vas a atraes, de alguna manera.

Usando la ley de la atracción

Esta fuerte conexión, existe entre todas las personas. Encontramos que es mucho más sencillo atraer a personas con quienes ya había cercanía, porque ya hay una conexión establecida, previamente. No es necesario entrar en el mundo de la ciencia ficción, y hablar de telepatía. Es un experimento curioso, e interesante, con el fin de jugar con tu curiosidad.

¿Si piensas mucho en una persona, la atraes? - Usando la ley de la atracción

Hablando de manera general, puedes manifestar a todas las personas que necesites, para cumplir una meta. Si tienes un problema que no puedes resolver, puedes manifestar a alguien que te ayude a resolverlo. Con la ley de la atracción, no hay pierde. Siempre hay una mano que te ayuda. Debes saber que tus pensamientos activan esta ley, y que transmiten energía.

Todos estamos conectados, a través de la fuerza, que llamamos vida. Cuando tienes una relación con alguien, hay una fuerte conexión, una conexión especial. Cuando concentras tu energía, y atención, en una persona, la ley de la atracción responde muy similar a cuando concentras tu atención en algo que quieres manifestar.

No vas a materializar a una persona, como arte de magia, ni alterar la realidad, ni mandarle un DM con la mente. La idea es que tus pensamientos pueden crear una respuesta del universo, que trabajará para darte lo que pides, pero no necesariamente de la forma en la que quieres.