Home > Uñas > Uñas de gelish paso a paso para principiantes

Uñas de gelish paso a paso para principiantes


Uñas de gelish paso a paso para principiantes

A todas nos gusta lucir unas uñas lindas y siempre buscamos la manera de que dure el mayor tiempo posible, el gelish tiene muchas ventajas ya que es una técnica de esmalte semipermanente para las uñas que es de durabilidad media y que además no se raya ni se resquebraja. El gelish es un gel que mantiene su brillo intacto durante más de 20 días.  

 

Para aprender a aplicar el gelish paso a paso deberás prestar mucha atención y practica para que puedas lucir una manicura perfecta. 

Para poder aplicar el gelish necesitas tener algunos materiales específicos que podrás conseguir en alguna tienda de belleza y son los siguientes: 

 

Kit de manicura básico: empujador de uñas, cortador de cutícula, lima, alcohol, y corta uñas. 

Nivelador de PH: retira el exceso de humedad de la uña natural y limpia en profundidad. 

Primer: imprescindible para desengrasar la superficie de la uña y lograr que tenga mayor adherencia. 

Acetona pura. 

Base coat: esmalte transparente que se pone primero para proteger los siguientes esmaltes de color.  

Tu esmalte de gelish de color favorito. 

Lámpara UV/LED para gelish: de 30 y 48 watts de potencia. 

Gel finish: la última capa que se debe aplicar para proteger el resto de esmaltes y dar brillo y fuerza a la uña. 

Aceite para cutículas: Sirve para proteger bien el contorno de las uñas. 

 

 Una vez que tengas todo tu equipo prepárate para practicar la aplicación de gelish en la uña natural siguiendo las siguientes instrucciones, recuerda que mientras mas práctica y paciencia tengas mejores resultados obtendrás. 

 

 Antes de empezar a trabajar te recomendamos siempre desinfectar todos tus  materiales que vayas a utilizar, para desinfectarlos te recomendamos utilizar alcohol o si tienes un buen sanitizante para las herramientas antes de empezar.  

Ya que hayas desinfectado todo tu material, sigue las siguientes instrucciones: 

 

Retira cualquier exceso de piel muerta que encuentres con el empujador de cutículas tanto en los laterales como alrededor de cada uña. Es importante realizar este paso con cuidado para no dañar tu piel.

En caso de que tus uñas estén muy largas, aprovecha para cortarlas usando el corta uñas. Una vez que hayas limpiado la cutícula y hayas dado la forma  adecuada empapa un algodón con alcohol y pásala suavemente por las uñas para terminar con la limpieza. 

Después toma una lima, de preferencia las de grano 180, y desliza con suavidad por cada uña. Realiza un lijado ligero de forma vertical para poder eliminar los excesos de grasa de cada uña y darle más durabilidad. No olvides mover la lima en una sola dirección para evitar dañar las capas de la uña y de esta manera evitar que se rompan con facilidad. 

Una vez limadas las uñas, toma un algodón con acetona para limpiar  las uñas. 

Ya que tenemos limpias las uñas vamos a empezar con el nivelador de P. Este te permitirá regular el PH natural de tus uñas y a su vez, retirar las grasas y residuos que no se hayan terminado de eliminar con la acetona.  

Después aplicamos el primer, este producto nos va a ayudar a garantizar la adherencia del esmalte en la uña natural. Asegurate de cubrir toda la superficie de la uña donde vayas a aplicar el gelish. 

Aplica la base coat, es importante que esta capa sea lo más delgada posible para que se seque de manera óptima en la lámpara UV/LED y que el gel no se vea muy grueso en la uña. 

Aplica el gelish del color que más te guste. Toma el tiempo necesario para obtener capas bien finas. 

Posteriormente coloca la mano dentro de la lámpara UV/LED durante 60 segundos. Y repite este procedimiento con la otra mano. 

Dependiendo de las capas de color que les des a tus uñas, es el numero de veces que repetirás este procedimiento, puedes hacerlo hasta 3 veces dependiendo de la intensidad del esmalte escogido. 

Ayúdate con un palillo para retirar el exceso de gelish que haya podido quedar en el contorno de la uña. 

 

 

No olvides ser paciente y practicar, si eres principiante te recomendamos limitar el diseño en color que te guste para ir practicando y no complicarte mucho.


Lo Más Nuevo